domingo, 8 de febrero de 2009

LA CASA VACIA

Hoy amanecí con la sensación de sentirme como una casa vacía y me corrijo ya que las cosas no tienen sensaciones, pero es así como me siento; una inmensa casa vacía en la que en sus buenos tiempos estuvo llena de fiestas e invitados, pero que de un momento a otro fue cerrada intempestivamente y echados lejos de ella. Hoy me veo acercándome lentamente abro las inmensas puertas y me pongo a apreciar el paisaje tan desolado que queda de ella; los grandes muebles en los que solía alojar a sus invitados están cubiertos por sabanas que en su momento fueron blancas ahora ya no se puede apreciar el color debido al polvo, todo a su alrededor es silencio un silencio tan ensordecedor, no queda adorno alguno pues cada invitado que llego se llevo consigo algo de esta casa, como si al abrirles la puerta se les otorgara una clase de permiso para hacerlo, todo esta lleno de polvo, de silencio, de ausencia; yo me veo sentada ahí en un rincón mirando alrededor como si me esforzara para que algún recuerdo me venga a visitar y borre lo que ahora estoy viendo y sintiendo. Permanezco mirando fijamente a la puerta esperando que alguien halla notado que estoy aquí que abrí las puertas nuevamente, pero todo esfuerzo es vano. Hoy nadie vendrá; hoy nadie sabrá que estoy aquí, hoy estoy yo y esta casa completamente vacía.

MUSICA PARA MIS OIDOS!!!!