sábado, 28 de noviembre de 2009

FEMENINAMENTE MALVADAS


Si de mujeres se trata podríamos perdernos entre vestidos, minivestidos, jeans, buzos, tacos, tacones, zapatillas, hilos dentales (y no precisamente los que son para limpieza bucal) labiales, sombras y así muchas cosas mas, cuando de ser “femenina” se trata ponemos el mayor esfuerzo por vernos bellas, mas bellas de lo que ya somos, o en el peor de los casos arreglar lo que la naturaleza nos dio.



Cuando de ir a un evento o sociabilizar se trata es decir poner en vitrina “el producto” ponemos en practica todo aquello que ni por casualidad haríamos en un día normal.
Un día normal podrías vestir jeans, valerinas, zapatillas y listo ponerte un poco de color en la cara un brillo labial y sentirte la dueña del mundo, hay días en que solo te lavas cara y si tienes tiempo para peinarte es una suerte.
Pero como va cuando el evento es importante donde sabes que habrán “ellas” y “ellos” pero sobre todo “ELLAS” y es que desde hace mucho tiempo sabemos entre mujeres que existe una clase de competencia porque quien resalta mejor, como si de vender un producto se tratara, nos apostamos en quien calzo mejor, quien convino o vistió lo de ultima temporada y pobre de la que uso el mismo vestido en el evento anterior NOOOOOOOOOO por Dios es un pecado, una cachetada a la moda.

 hay reglas a la hora del vestir no todos los pantalones o vestidos se usan con bragas, bombacha, interiores, calzones normales (no por supuesto los mata pasión) en fin los comentarios son demasiados amplios que si tienes tetas o que si no, que si estas gorda o estas reeeeegorda, que si estas soltera o estas acompañada.
Las mujeres somos el ojo crítico más cruel que puede existir con el arte y la sonrisa diabólica para decir:

“Amiga que regia que estas”
Y cuando te das la vuelta sin más ni más

“Ay la pobre, nadie le dijo que esa blusa no le combina”
Y es que así somos las mujeres raza Agridulce, Angelicalmente perversas, Divinamente malvadas.

El otro día tuve un evento el cual no daré mayor detalle, pero me vestí para la ocasión, pantalón negro, que deje ver las pocas curvas que tengo; una blusa de seda color morado que realzaba el color de mi piel, en fin ahhh y tacos a la altura de las circunstancias.

Estaba lista para deslumbrar, para la foto de portada…………………………………pero no se crean, solo Barbie puede estar vestida para la ocasión sin hacer ningún gesto de dolor o incomodidad y porque “La Srta. Barbie” ,no tiene, como decirlo de una manera sublime 4 letras en la parte baja de la espalda????? Si así suena mejor, porque toda belleza tiene precio, el pantalón que vestí para la ocasión no se podía usar con un calzón “normal” o por lo menos tanga o algo que se le parezca NOOOO!!!!!!!! El pantalón iba con Hilo dental en mis días normales donde no suelo usar estos diminutos accesorios , ni andar con tacos a la altura, fue todo un esfuerzo ser “femenina” con una enorme sonrisa de oreja a oreja y entre conversaciones algo interesantes una que otra vez en un movimiento rápido y veloz acomodarme y reacomodarme el bendito “hilo”, ya que parecía que mi trasero había cobrado vida y estaba a punto de derjarme sin interiores, ni que decir de los tacos a cada m2 de mis pasos era como si hubiera corrido la maratón, pero como dice el dicho “La procesión va por dentro” esa noche desborde de femineidad hasta por los codos.
Claro que al llegar a casa una vez con la pijama tirada en la cama a pierna suelta (como decía mi abuela) en mi habitad natural me sentí una REINA disfrutando de mi castillo, alejada de los ojos críticos, los mirones (si ya saben a quienes me refiero) de la bulla, el ruido y demás perdida entre letras y mil pensamientos por explorar.


No hay comentarios:

MUSICA PARA MIS OIDOS!!!!