domingo, 9 de junio de 2013

Extraño esos pequeños pero tan cortos momentos  en los que mi mente parece un tranquilo manantial, y la forma brusca de despertar es como tener sed en medio del desierto y contemplar a lo lejos un oasis.
Y es que la gente común y silvestre no termina de entender lo mucho que duele pensar, son como aguijones que golpean una y otra vez dentro de mi cerebro al punto de causarme mucho dolor.
Dirían algunos "mente privilegiada" pero no hay nada mas alejado de la verdad, me cansa, me agota, me duele el desorden de las palabras en mi mente. Siempre eh dicho que ellas tienen vida propia y yo solo soy el vehículo por el cual ellas se deslizan por mis venas hasta llegar a mis dedos y tomar el completo control de mi inerte cuerpo.

Quiero un poco de paz, no tener que pensar mas, que esos efímeros momentos sean mas largos y no cause mas dolor. Pero la culpa al final sera siempre mía. 
Porque fui yo la que dejo de escribir..................Porque? 
Vaya pregunta, si que lose pero no lo diré.

No busco que comprendan, ni su aprobación. Allá uds juzguen como su mente crea necesario, pero si les pido una cosa, nunca limiten su mente.

EH ALLÍ EL DILEMA

No se cuando volví a perderme, o el hecho de haberme mimetizado al punto de perder completamente la noción de donde empiezo Yo y donde termina el.
no se si; es que soy muy rígida y radical o es que me es mas fácil mentirme?

Me siento confusa entre el hecho de recordar quien era y de ver ahora quien soy. Y me pregunto Quien fui? o  quien rayos soy?
me trago mentiras sabiendo que detrás hay mas palabras por decir, omitimos por el simple hecho de vivir una falsedad.
Sera que el "amor" que profesamos realmente no lo estamos practicando.
Voltearse es lo mas fácil, dar la espalda y fingir que nada pasa. Es como negarle a los ojos que vea lo inevitable; o pensar, dudar, sentir que me voy a un extremo.
Es un puto dilema!!!!!
Quisiera hablarlo, soltarlo.......................pero mejor me voy con mi basura a otra parte, total no seria ni la primera ni la ultima y es que ya de tanto sonreír casi  me sale natural.
Así como tragarme las disculpas aun a sabiendas de que ya, no saben a NADA.

MUSICA PARA MIS OIDOS!!!!